Se ha producido un error en este gadget.
El que no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra. Cluade Bernard

sábado, 10 de noviembre de 2007

2. Respeto: ¿Composición?

La Escritura versus corazón humano.

Dice uno de los versículos más clarividentes acerca del amor que jamás se hayan escrito: “Porque en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor.” 1ª de Juan 4:18. En cambio ¿qué es lo que provoca la ausencia de respeto? ¿Miedo, desconfianza, temor,…? Eso parece. ¿Y cuál es la reacción humana más fácil para contrarrestar y combatir éstas sensaciones? El odio, porque infunde miedo, y en estos pobres términos se convierte en el sucedáneo perfecto del respeto. Porque es verdad, que entre viles mortales, el miedo infunda respeto; ahora, en cuanto entre los mortales existe amor, éste se ve gratificado con respeto y todo cuanto pudiera haber de viles en nosotros, pareciera esconderse tras un bello velo; el velo del amor, aquel que cubre multitud de faltas. Y este velo, se sostiene en función de nuestra percepción del respeto. Por tanto, el respeto y el amor están profundamente ligados.

La clave

Pero la clave del respeto no sólo sería el amor a secas. Dice el segundo mandamiento, y para mí la mejor definición posible al respecto: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” Pero… ¿por qué dice “como a ti mismo”? He aquí el quid de la cuestión. Sin ésta coletilla el mandamiento no albergaría el sentido de la palabra respeto y su interpretación sería incierta, demasiado ambigua como para plantear un desafío. Porque el concepto del amor es demasiado abstracto como para no ser especificado.

No es casualidad que la raíz latina de la palabra respeto sea respectus (y de ahí nuestro vocablo respecto), cuyo significado, según el DRAE, es: razón, relación o proporción de algo a otra cosa. Para el caso: este algo sería la acción de amar a un tercero en relación o proporción a uno mismo. Tal y cómo nos exhorta el segundo gran mandamiento de la Ley que hemos leído, amar en consideración a uno mismo.

Ahora, en nombre del amor confiesan, toda clase de personas, haber cometido actos con los que nos rechinarían los oídos con sólo oírlos. Y… ¿acaso podemos dudar que no lo hicieron por amor? Seguro. Seguro que sería por amor. Prácticamente el amor es la casus belli (motivo de guerra) de todas las acciones humanas. Pero puede llegar a ser tan subjetivo como abstracto. Porque lo que para unos puede ser la mayor expresión de amor, para otros puede ser el acto más atroz que jamás se pudiera imaginar. Pero si es así, es porque amar no implica respetar, porque hay muchos fines para el amor. En cambio, el respeto si implica amar y de hecho restringe todos los posibles fines a uno sólo: mediante mi amor alcanzo para ti lo que querría para mí.

En estos términos el respeto se convierte en la manifestación racional del amor. Es decir, en el caso de que entendamos el amor como la mayor expresión de la "Libertad". Y por el contrario dejemos a un lado las implicaciones emocionales, e incluso químicas tan comúnmente ligadas a este significante. Por culpa de las cuales hoy resulta tan fácil hablar de amor, y a su vez tan abstracto. Por cuanto las emociones o las reacciones químicas siempre son efímeras a la vez que difícilmente descriptivas.

Bastaría decir que amar mucho o amar poco carece de sentido. Y que oír expresiones del tipo: -Te quiero, -Te amo, fuera de su contexto no dicen nada, salvo toda la imaginación que le queramos echar. Porque como reza el viejo proverbio castellano: Obras son amores, y no buenas razones. Es decir, que así como el movimiento se demuestra andando, el respeto como el amor se manifiesta con acciones, y no sólo con buenas intenciones. Quizás no sea muy ortodoxa, pero como ilustración tal vez valga la pena, el caso en que un padre o una madre le preguntan a su pequeño que apenas ha aprendido hablar: -¿Me quieres? ¿Cuánto me quieres? Y el pequeño asiente y extiende sus brazos todo lo que puede, o señala con su dedo índice al cielo expresando su magnitud; porque por su indefensión no puede valorarlo y expresarlo de otro modo.

Desviaciones razonables

Cuando hablamos que el respeto es la manifestación racional del amor, nos referimos con racional a sus sinónimos: justo, equitativo y legítimo. Con racional no queremos decir intelectual, mental ni tan siquiera espiritual, ni del corazón. Antes bien, sería de ingenuos creer que el uso de la razón nos salvará algún día de nuestros pecados, al contrario, ésta emitirá juicios de valor personales que nos desviarán. Como quien dice, serán desviaciones razonables. Porque una de dos, o bien nos alineamos con nuestro prójimo o nos alienamos de éste; según sean nuestros intereses. Algo, ahora sí, que está en perfecto acuerdo con la razón humana.

Entonces una de dos; o lo sobrevaloramos y lo amamos más que a nosotros mismos, otorgándole el lugar que sólo puede ocupar Dios, convirtiéndolo en un ídolo. Y puesto que nada ni nadie puede adquirir más valor en tanto se centre en si mismo o en un semejante; tan solo lo convertiríamos en un superior en detrimento de nuestra persona. Véase, determinados casos en que las esposas son incapaces de alzar la voz contra sus maridos que abusan de ellas, jovencitas bulímicas o/y que idolatran a sus "stars",... O por el contrario, lo discriminamos, considerándolo inferior a nosotros y amándolo menos que a uno mismo, convirtiéndose uno mismo en… ¿un dios? Sí, en efecto. Eso sucede en cuanto ocupamos el trono de nuestro corazón; nosotros mismos ordenamos las normas, decimos que está bien o que esta mal y nos levantamos con potestad de juzgar y otorgar cargas pesadas que ni con un dedo nos prestamos a empujar. Véase, los que maltratan a sus esposas, hijos,... los que abusan en la escuela, en el trabajo; en fin, en la vida,... he aquí la sin razón de los holocaustos étnicos.

Nuestras limitaciones

Si bien para ir acabando, no seremos tan crudos con los ejemplos, pero no por herir sensibilidades, que seguro cosas peores hemos visto y oído, sino que ya que con ellos, probablemente, no nos sintamos identificados con eso tampoco nos sentiremos mejor que nadie. Ahora, de citar cosas más pequeñas y a veces tan cotidianas que ya igual, por desgracia, hasta pasan inadvertidas por nuestros ojos, seguro, que ni uno sólo saldría aprobado. –Yo sin duda. Y como no soy quien para citar tal o cual cosa porque yo mismo pudiera estar fallando, lo mejor será que cada cual analizase sus actos y se confronte ante el espejo que revela los pensamientos más íntimos del alma, la Palabra de Dios.

Seamos sinceros y que cada cual constate que aquel que está dispuesto amar de verdad o en términos menos “románticos”, a respetar verazmente, está dispuesto a actuar bajo su responsabilidad y habiendo calculado el costo, afrontar todas las consecuencias, aunque éstas sean adversas y no corran en su propio bien; esto es, sin miedos, sin egoísmos. El amor, y repito, léase también respeto, no es pasivo, sino activo y aunque no siempre proporciona dividendos positivos, al menos eso sí, no remite a engaño. Porque el verdadero amor no exige ser amado, porque el tal es sufrido, de otro modo no sería amor, sino deseo. En otras palabras, el amor en su concepto más sublime jamás esperará recibir retribución.

Dicho esto, creo que no hay nada más que añadir. Porque, como quien habrá adivinado, el concepto divino del amor, tal y como la Escritura lo define, es demasiado excelso para el corto de miras corazón humano. Pero he ahí el segundo quid de la cuestión, que Dios mediante desarrollaremos más adelante. Que el genuino amor no nace del corazón humano. Antes bien, del corazón nacen los malos deseos, como ira, odio, contienda,… que quien en si los reconozca, al menos ha dado el primer paso para emprender el camino. Porque en efecto el verdadero AMOR no es una virtud, tan siquiera un sentimiento, sino un camino que hay que encontrar para emprender. Un Camino que hayamos en la Palabra de Dios, un camino sin peajes. ¿Estrecho? Sí, pero al fin y al cabo, firme y seguro. En definitiva, el camino más excelente. Continuará

1 comentarios:

Maria dijo...

Ey Fran! Tu blog es el IKEA de los blogs, lo tienes bien amueblado con cosas prácticas y todo lo qeu puede haber en un espacio.

Sigue así.
Gracias por "comentarme" de verz en cuando.

Maria

 

Frases bíblicas

  • "Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto." Eclest. 9:3-5
  • "Porque nada podemos hacer contra la Verdad, sino solo a favor de la Verdad." 2.Corintios 13:8
  • "Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría" Salmo 90:12
  • "Toda carne es como hierba y toda la gloría del hombre como flor de la hierba; la hierba se seca y la flor se cae, más la palabra del Señor permanece para siempre." 1.Pedro 1:24-25
  • "Lo que hago no lo entiendo, pues no hago lo que quiero, sino lo que detesto eso hago." Romanos 7:19

Frases propias

  • “Ser santo no es adornar el vaso de barro que somos; sino inclinarse, y derramando el tesoro que Dios ha escondido en nosotros ser bañados en él.”
  • "La alegría brota del corazón y no de las circunstancias. La paz, viene de Dios y no del corazón, y mucho menos de las circunstancias."
  • "No es maduro quien siempre decide por sí mismo, sino quien se atreve a decidir a persa de sí en pos de otro/os."
  • "El secreto para hacer cosas extraordinarias comienza por hacerlas con la misma sencilles con la que hacemos las ordinarias."
  • "Cada cual nos parece tan ordinario como cualquier otro y sin valor hasta que perdemos lo más valioso con esa persona, el tiempo."
  • “Se sobre tus hechos el primer magistrado, sobre tu vida el último abogado y sobre tu prójimo ni se te ocurra hacer de jurado."
  • “El corazón del hombre es como un copo de nieve no hay dos iguales, frágil y sólo hermoso cuando desciende mansamente de arriba abajo, hasta que toca tierra y se hace engañoso, pues tan pronto sólo es agua y de nuevo un poco y ya no es nada.”
  • "Si la vida fuera un paseo, el pasado serían las huellas que ves que han marcado tus pasos, el presente allí donde ves que pisan tus pasos y la eternidad lo que ciertamente un día marcaran tus pasos. - ¿Y el futuro? - El futuro no es lo más importante, sólo es ese tramo incierto entre el presente y la eternidad. No te afanes."
  • “Quien no se arrepiente de sus errores acabará por no reconocerlos; quien no los reconozca, está abocado a repetirlos; y quien los repite, se está condenando a cometer actos peores.”
  • "La música son palabras que se dicen demasiado rápido como para saber lo que dicen, pero lo suficientemente despacio como para sentir que dicen algo."
  • “La ignorancia que se ignora, restringe la verdad y maniata la libertad. En cambio la que se admite tiende un camino a la verdad."
  • “Es inútil sanar la corteza del árbol cuando es el corazón del mismo el que está podrido. Sana su corazón y luego podrás curar su corteza.”
  • “Quizás sí sea verdad que entre viles mortales el miedo infunde respeto, pero en cuanto entre los mortales existe amor este se ve gratificado con respeto, y todo cuanto pudiera haber de viles en nosotros, pareciera esconderse tras un bello velo.”
  • “Servir de ejemplo, debería ser el último fin de nuestros actos. Porque quizás jamás nadie valore tu ejemplo y entonces sientas el desaliento y a la postre abandones el buen ejemplo.”
  • “Con perdón de la expresión: Si comemos comida y cagamos mierda, qué no echaremos si comemos mierda. Ten cuidado con todo lo que oyes.”
  • “Lo que hoy expreses en tu libertad serán las cadenas que te atarán, pero lo que hoy digas bajo represión serán las llaves que te libertarán.”

Frases y sus autores

  • “Realemente hacemos la voluntad de Dios si cuando escogemos lo hacemos por amor a Dios y no por lo q nos agrada.”
  • “Hay una cosa peor que no llevar la razón en algo, y es llevarla pero sin amor.” Juan Varela
  • “La elección del hombre es visceral, elige primero y luego razona su elección.” Emilio Carmona
  • “La adoración es sentirse vulnerable.” Julie Ann Burandt
  • "Vivimos en un estado de prueba, no de recompensa." C.H. Spurgeon
  • "Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor." Tácito
  • "Porque es tan cristiano fregar como predicar." José de Segovia
  • "Es inútil abogar por la libre expresión de la opinión si solamente se quiere permitir aquello con lo cual uno mismo está de acuerdo." Ian Clarke
  • "Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más." Charles Chaplin
  • "El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente, solo mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida." El club de los poetas muertos (film)
  • “Los científicos ortodoxos se muestran más preocupados por evitar un retorno a los excesos religiosos del pasado que por mirar cara a cara la verdad, [y esta preocupación] ha dominado el pensamiento científico a lo largo del siglo pasado.” Fred Hoyle
  • "Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente." Groucho Marx
  • “Lo que llamamos en otros pecado, consideramos en nosotros experiencia.” Ralph Waldo Emerson
  • “Usted no puede escribir un cuento en el que uno de los personajes sea más listo que usted; por definición, si usted supiera lo que ese personaje haría, usted sería tan listo como él.” Eliezer S. Yudkowsky
  • "Es hora de romper el modelo del vaso lleno de sabiduría vertiéndose en vasos vacíos que no se plantean otras preguntas que las que el vaso lleno sabría responder." Pierre Fayard
  • "La alegría se multiplica, cuando la dividimos." Anónimo
  • "Marcad el camino." Norman Cota a los integrantes del segundo batallón de rangers en Omaha
  • "Todos los hombres están hechos con el mismo barro, pero no con el mismo molde." Anónimo
  • "La gracia barata justifica al pecado y no al pecador. La verdadera gracia, en cambio, justifica al pecador, pero no al pecado." Charles R. Swindoll
  • "El amor que asciende es adoración, el amor que sale hacia afuera es afecto, el amor que se inclina es gracia." Donald Barnhouse
  • "El liderazgo es saber cómo ir desde donde estamos a donde deberíamos estar." No recuerdo
  • "Leisi me pregunto una vez si Dios cuidaba a las personas, le conteste que sí, de lo contrario no podríamos vivir un solo día más." Todos los caballos bellos (film)
  • “La mente es como un paracaídas, solo funciona si se mantiene abierta.” Anónimo
  • "Uno solo aprecia la verdadera magnitud de las cosas cuando están tan lejos como el horizonte." Dibujo Cónico